RSS

Archivo de la categoría: Uncategorized

La hucha de las pensiones la vaciamos todos


De nuevo una noticia acerca de la hucha de las pensiones, otro hachazo por parte del Gobierno.

De nuevo enfados de la gente, reproches, etc.

Pero, ¿es un problema de ingresos o de gastos?

Hay quien únicamente mira la parte de los ingresos. Dicen que es un problema de cotización, que no se recauda suficientemente, debido a que hay mucha temporalidad laboral, pocos contratos fijos, mucho paro, pocos cotizantes, impuestos a empresas muy altos…

En definitiva, que no se generan ingresos suficientes y que, consecuentemente, la culpa es del Gobierno.Y es parcialmente correcto.

Pero, ¿qué pasa con los gastos?

Veamos, recientemente leí una noticia con el titular siguiente: En lo que va de año, 880.000 trabajadores no han ido ni un sólo día a trabajar.

Hablamos de absentismo laboral.

¿Qué coste tiene este dato? Supongamos un salario medio de 1.200€/mes, 40€/ día. Dado que lo sangrante para la Seguridad Social es el complemento de incapacidad temporal, veamos:

* Los tres primeros días de una baja del médico de cabecera no se pagan: 0€

* Desde el cuarto día de baja hasta el vigésimo, la empresa paga el 60% de la base diaria. Es decir, 24€.

* Desde el vigesimoprimer día hasta el alta médica, la empresa paga el 75% de la base diaria. Es decir, 30€.

Entonces hagamos un cálculo rápido: (0*880.000*365)+(24*880.000*365)+(30*880.000*365)= 17.344.800.000€.

Y luego están las incapacidades permanentes en grado de total. Un trabajador percibe el 55% de su base de cotización de por vida y puede buscar otro trabajo.Genial. Acuchillemos al sistema más.

Así que, ¿quién vacía la hucha de las pensiones: el Gobierno o la ciudadanía egoísta?

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 21, 2016 en Uncategorized

 

¿Trump o Clinton?


Muy buenas, ¿qué tal?

Llevaba un tiempo sin pasarme por aquí y veo que hay mucho temas que requieren de mi opinión o información. Se me acumula el trabajo, la verdad.

Como tema más candente y urgente, están las elecciones a presidente del Gobierno de los Estados Unidos.

Sin entrar en juicios de valor sobre quien prefiero que gane, es evidente que, gane quien gane tendrá repercusión mundial.

Dado que este es un blog económico, o pretende serlo, voy a centrarme en el programa económico que ofrecen ambos candidatos.

Como dos polos de un mismo imán, los programas nada tienen que ver.

Mientras que Donald Trump se centra en recortar impuestos y eliminar los tratados de libre comercio, Hillary Clinton aboga por incrementar impuestos, especialmente a los ricos, incrementar inversión en formación y reducir impuestos a las empresas que generen empleo y contraten a americanos.

Ahondemos en el tema:

Donald Trump está a favor de recortar impuestos, así como de reducir los tramos impositivos de los 7 que existen en la actualidad a tan solo tres. Y, de paso, reducir el mayor de los tramos del 39´6% al 33% (es decir, sería como bajar el IVA en España del 21% al 17,5 %. Por ejemplo una entrada de cine pasaría de costar 9,5 € a costar unos 7,91 €, 8 por redondear).

Hillary Clinton mantendría los niveles impositivos y, además, añadiría un tramo más, destinado exclusivamente a los ricos. Con este tramo extra, quiere financiar la educación universitaria gratuita para las familias menos pudientes.

Donald Trump propone una deducción por cuidado de hijos que cubriría el coste medio  habitual, mientras que Clinton defiende limitar el número de deducciones de los contribuyentes hasta el 28%, lo que supondría que los ricos no estuvieran tan favorecidos como lo están en la actualidad (cuando más ingresa uno, mayores deducciones tiene).

Donald Trump propone, también, eliminar el impuesto estatal conocido como “impuesto de la muerte”. Este impuesto sólo se aplica cuando las ganancias de una persona se incrementan por el hecho de casarse. (Es decir, pagas más por estar casado porque tienes más ganancias, aunque no sea así).

El candidato republicano pretende reducir el impuesto de las empresas americanas (impuesto de sociedades) del 35 al 15%.

Ninguno de los candidatos han hecho propuestas sobre el gasto público en pensiones, seguridad social, asistencia médica o cuidados médicos. Los fondos que se necesitan para tales partidas, se espera que se generen, sin que quede claro de dónde saldrá el dinero y sin aumentos de impuestos.

Por otro lado, Trump quiere replantear los acuerdos comerciales en los que está involucrado Estados Unidos, para comprobar si son beneficiosos. En este sentido, ha prometido ser inflexible con todos aquellos países que violen o incumplan los acuerdos, incrementando los impuestos y aranceles y actuando contra ellos ante la Organización Mundial del Comercio. Concretamente, ha dicho que etiquetará a China como “manipulador de divisas”. Ojo con el tema.

Trump ha dicho que aumentará todo aquello que entre en Estados Unidos proveniente de México y de China en un 35 y 45%, respectivamente. Es decir, una televisión fabricada en México que cueste 100, pagará (su empresa) 135 para exportarla a Estados Unidos. Toma ya.

Se supone que esta medida va encaminada a fomentar el consumo interno americano, es decir, que se compre en América lo fabricado en América. Evidentemente, México podría obrar igualmente para lo fabricado en Estados Unidos, lo que dificultaría salir al mercado exterior para las empresas americanas.Como dato, en 2015 México compró cerca de 267 billones de dólares en bienes americanos, siendo el segundo mayor exportador para Estados Unidos.

Ni que decir tiene que Hillary CLinton opina que esta medida conduciría a una guerra comercial altamente perjudicial para Estados Unidos.

Respecto al tema del empleo, ambos candidatos han prometido generar empleo pero de modos distintos.

Trump focaliza su plan de empleo en invertir en infraestructuras, recortar el déficit comercial, bajar impuestos y quitar normativa con el fin de ayudar a las empresas a contratar. Propone crear 25 millones de puestos de trabajo en los próximos 10 años y conseguir un crecimiento anual del 3´5%.

Clinton, por su parte, se centra más en las inversiones en formación, pagadas a costa de los más ricos. También gastar e invertir en nuevas energías.

Pese a todo, tienen algún punto en común:

  • Quieren evitar que las grandes empresas americanas establezcan sus cuarteles generales fuera de Estados Unidos para no pagar los altos impuestos actuales.
  • Quieren eliminar los impuestos a los fondos de inversión.(Extranjeros)
  • Oposición a la Alianza Trans Pacífica

No queda muy claro cómo pretenden hacerlo, si bien hay un trasfondo de incremento de impuestos, los número no parecen  ajustar. Ya se sabe, del dicho al hecho hay un buen trecho.

En fin, que resultará gracioso, cuando menos, si gana Hillary ver como le incrementa los impustos a Donald Trump.Y, claro, no es sorprendente que Trump vaya diciendo que no admitirá el resultado de las elecciones… si no gana.

La suerte está echada, que diría áquel…

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 7, 2016 en Uncategorized

 

Refugiados


A ver, vamos a hacer una pequeña simulación social.
Un día te encuentras tranquilamente en tu casa cuando llaman a la puerta. Es la hora de cenar, por lo que no esperas visita alguna.
Abres y te encuentras con tu mejor amig@ que lo es desde la infancia.
Tu amig@ viene con un par de bolsas grandes y tiene cara de haber llorado. Le haces pasar, mientras le preguntas qué le pasa.
Te cuenta que ha roto con su pareja y ha tenido que salir de casa, casi con lo puesto.
Recuerdas que fuiste a su boda y te sorprende la ruptura.
Le invitas a cenar y, en la cena, te cuenta su pena entre lágrimas. Hablas con tu pareja y acordáis que pase la noche en casa. Le dejáis la cama donde duerme vuestro hijo o hija.
Bien, al día siguiente tenéis que ir a trabajar y el hijo al cole, pero vuestr@ amig@ te pide un poco de tiempo.
Le dejas que se quede y os vais a trabajar.
Cuando volvéis sigue, obviamente, ahí. Tratas de animarlea os echáis unas risas…
Al principio todo va bien.
Al cabo de una semana notas que tu hij@ se enfada por no poder dormir en su cama, tu pareja te ha llamado la atención sobre varias actitudes del invitado (no friega ni lava, no compra comida para todos, se pone la televisión  sin preguntar…), incluso tú estás empezando a cansarte de llevarle a tu trabajo, para evitar que se quede sólo en casa, y tus compañeros y jefe andan moscas.
Le haces todo tipo de insinuaciones para que se vaya, sutilmente.
Ya no te parece buena idea que tu amig@ del alma acampe en tu casa, huyendo de su guerra con su pareja.
Finalmente, tu amig@ se va.

Y ahora la vida real.
A Europa están entrando miles de refugiados sirios y nadie quiere ser el país señalado como “el mal amigo”, pese que a todos incomoda el tener que acogerlos.
Y se levantan muros altos con espinosas y vergonzosas alambradas, que recuerdan a aquel infausto Holocausto del que el hombre debería haber aprendido.
Fuera máscaras: necesitamos inmigrantes.
España envejece más rápidamente de lo que se renueva su población, cada vez los mayores tienen una mayor esperanza de vida y la economía no permite baby booms como en los años ochenta.
El sistema de la Seguridad Social cada vez es más frágil e insostenible. Hacen falta trabajadores, gente que cotice y mantenga el sistema.
Así que bienvenidos, inmigrantes.
Pero ojo: no venís a invadirnos, ni a imponer vuestra cultura, religión, idioma ni costumbres. No vamos a manteneros mientras os aprovecháis del sistema y de nuestra caridad.
Deberéis buscar vuestro hueco, buscar un trabajo, pagar los impuestos, llevar vuestros hijos a los coles que se os asignen y respetar nuestra educación, nuestras normas, nuestra religión.
Yo os daría un año de carencia. Pasado ese tiempo, si no queréis formar parte del sistema, podéis iros por donde vinísteis.
Sois amigos, pero no colméis nuestra paciencia.

 
1 comentario

Publicado por en septiembre 14, 2015 en Uncategorized

 

¿Puede Grecia pagar la deuda?


Empezando por lo económicamente racional, es prácticamente imposible.
Tiene que generar muchísimos más ingresos que los gastos que tiene. Es casi utópico.
Tan sólo el pago de sueldos a funcionarios y de las pensiones le supone tanto dinero que debe pedirlo prestado. Mal empezamos.
La fórmula matemática es simple: incrementar ingresos, reducir gastos.
Empecemos por los gastos.
¿Cómo reducirlos?
* Privatización de empresas públicas: desde los 18 aeropuertos existentes en Grecia, pasando por las compañías eléctricas, servicio postal, etc.
* Recalificación de suelos: especialmente en las costas, para permitir la explotación por parte de grandes cadenas hoteleras.
* Reducir el presupuesto de defensa: es uno de los más elevados de Europa y lo tienen así para defenderse de una invasión de Turquía, histórico enemigo cercano.
* Reducir empleados públicos, funcionarios: o bajar el sueldo de los mismos.
* Reducir el gasto de las pensiones: es absolutamente clave. Hay que alargar la edad de jubilación, hacer que la gente pueda trabajar más tiempo. No es imposible.

En lo respectivo a los ingresos, ya expliqué en otra ocasión que más impuestos no siempre supone recaudar más.
Una de las medidas a aplicar es incrementar la presión sobre el dinero negro. Hay que fomentar el uso de las tarjetas de crédito y débito, para sanear la economía. De este modo, se aflora todo ese dinero que no paga impuestos. Una vez aflorado, sí tiene sentido aplicar un impuesto a las empresas. Pero subir los impuestos a las empresas, per se, únicamente produce más despidos, menos cotización, menos recaudación, más dinero negro…
Si se bajan los impuestos de sociedades, éstas podrían considerar el contratar a más trabajadores.
Más trabajadores, más cotizantes, más personas pagando impuestos… Parece contradictorio, pero es así.
En realidad, hay un principio económico básico: si no tienes posibilidad de incrementar tus ingresos y has alcanzado el tope máximo, la única solución es la de reducir los gastos.
Eso es algo que sabe cualquier familia.
Con más razón lo sabrán los economistas griegos.
No se le pide a Grecia tanto el que pueda devolver la deuda, como el que consiga reducir sus gastos. Porque lo primero es totalmente utópico. Y eso también lo sabe cualquier familia.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 15, 2015 en Uncategorized

 

A Grecia le va la guerra


Históricamente, Grecia ha supuesto un enclave estratégico y numerosos pueblos han querido dominarla, infructuosamente.
Y no son cualesquiera los nombres y personas que lo intentaron y fracasaron: Darío el Grande, Jerjes, Lisandro…
Pero una y otra vez, el pueblo griego se creció a las adversidades y venció a sus enemigos, aprovechando los escasos cuellos de botella que tenía a su alcance. Venció al poderosísimo ejército persa, venció a sus amigos los espartanos (que se le volvieron en contra, pese a haberles apoyado contra los persas anteriormente) y se venció a sí mismo.
Hoy en día, muchos siglos después de los grandes héroes griegos que mantuvieron Grecia a flote (Aquiles, Alejandro Magno…), Grecia se encuentra al borde del colapso, sitiada por los países Europeos.
Pero Grecia tiene a Europa donde quiere, justo en el cuello de la botella.
Sabe que pueden echarle del euro, provocarle una quiebra, tan sólo con cerrarle el grifo de la financiación. Pero también sabe que puede encontrar un aliado muy fuerte en Rusia.
¿Y si Rusia decidiera asumir la deuda de Grecia con Europa? Grecia pasaría a un segundo plano y Rusia podría tener la ventaja del cuello de botella: el gas. Podría forzar una quita de la deuda, bloqueando el suministro de gas para Europa…
Incluso Grecia podría encontrar otro gran aliado: China. Con Grecia fuera del euro, ¿qué tal un socio comercial que es un gigante mundial?
Gran dilema para Europa.
En definitiva, está a punto de ocurrir una nueva y cruenta batalla de las Termópilas. Pero cuidado.
Rusia puede ser un gran aliado ahora. Pero también lo fue Esparta, hasta que se volvió en su contra.
A Grecia le va la guerra. La historia les respalda.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 8, 2015 en Uncategorized

 

Corralito griego… Preparando la salida del euro


Europa está preparando la salida de Grecia del euro. Suena duro, pero mejor decirlo así, sin paños calientes.
Grecia está jugando a un peligroso juego, con las cartas marcadas, tratando de explicar lo inexplicable a sus ciudadanos y de buscar culpables más allá de sus propias fronteras: Alemania, el BCE, el FMI… Todos valen para justificar que no pueden pagar la deuda contraída con muchos países de Europa, como España. Aunque tampoco quieren poner mucho de su parte.
Hay quien dice que no hay que ceder al chantaje de Alemania y los países opresores que no hacen más que ahogar al ciudadano. Ya, esto es como ir a un buffet libre, comer de todo y luego decidir que no se paga la cuenta.
Europa ha aceptado el pulso de Grecia y ha puesto sus cartas sobre la mesa a la vista de todos, incluso de Grecia.
Grecia propone que sea su pueblo quien debe decidir sobre lo que le impone Europa, sin explicar qué es.
Y el Eurogrupo da toda la información: debes retrasar la edad de jubilación, debes subir el iva, el impuesto de sociedades, reducir el gasto de defensa…
Y, tras este pulso, el miedo de los ciudadanos que están apresurándose a sacar los ahorros de los bancos. Pero hoy han puesto coto desde el gobierno griego: bancos cerrados, límite para sacar dinero del banco y para hacer transferencias.
El gobierno griego quiere controlar el dinero que tiene, sea suyo o no. Las gallinas, mejor controladas dentro del corral.
Y todo parece ser el preámbulo de una salida de Grecia del euro, para lo que el resto de países del Eurogrupo están blindándose.

¿Alguien dijo miedo?: http://youtu.be/QG9vqX6QkZs

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 29, 2015 en Uncategorized

 

Posición dominante


Quien más y quien menos estos días estará más aliviado cuando va a repostar en una gasolinera.
Los precios de los carburantes están realmente bajos y nuestros bolsillos bien lo agradecen.
Pero, ¿qué está pasando?
La respuesta, compleja, se resume en una sencilla frase: hay mucha más oferta de petróleo que lo que requiere la demanda.
Cuando de un producto hay poco o es escaso, su precio sube. Sin embargo, cuando hay muchos oferentes, el producto pierde la idea de exclusividad y se vulgariza, se abarata.
Para explicar la complejidad hay que presentar a varios actores: Estados Unidos, Arabia Saudita y los países de la OPEP.
Estados Unidos
Es un gran país rico, curiosamente, en petróleo. Sí, en petróleo. Pero ha preferido, históricamente, comprar petróleo en el extranjero (en la OPEP) y así no gastar sus reservas. Y para asegurarse el suministro ha tenido que hacer alguna que otra guerra e invasión, obligado, en el Golfo Pérsico.
Precisamente estas pequeñas invasiones bélicas le han proporcionado, como no podría ser de otro modo, una gran impopularidad mundial y un odio visceral del mundo árabe.
Como consecuencia de tantos años de desfalco y despropósitos, Estados Unidos ha empezado a explotar sus tierras, buscando el ansiado oro negro.
Y trata de hacerlo de forma teóricamente sostenible. Para que no se le echen encima también los de Greenpeace.
Fraking, le llaman. Meter aire con ciertos elementos químicos a una gran presión en ciertas capas del subsuelo para romper rocas que bloquean la salida del petróleo.
Mucho mejor que invadir un país, sin duda.
Arabia Saudita
El mayor productor y exportador de petróleo del mundo.
Ellos lo tienen, controlan y tienen la posición dominante.
Con algo tan sencillo como aumentar radicalmente la producción de barriles de petróleo (treinta millones al día) y ponerlos en el mercado, han generado un desplome del precio del petróleo.
Lo cual significa que para ser competitivo tienes que bajar el coste de producir petróleo.
Esto expulsa de la producción a muchos países rivales geopolíticos de Arabia Saudita: Iraq, Irán, Libia… Así como otros países de la OPEP, como Venezuela.
Y machaca el coste del fraking, dejándolo casi al borde de la rentabilidad.
Jugada redonda.
OPEP
Es la Organización de Países Exportadores de Petróleo.
Venezuela, Arabia, Iraq, Irán, Brasil…
En la práctica, son los que marcan las reglas del juego, fijan los precios mundiales, establecen la producción del mercado, controlan oferta y demanda. Pero no todos por igual.
El movimiento estratégico de Arabia, ha dejado a muchos países de la OPEP sin capacidad de reacción, sin poder reducir el coste de producción. A países como Venezuela les sale más a cuenta comprar el petróleo en el mercado que producirlo.
Si un país es rico en petróleo, vive del petróleo y su exportación y tiene que recurrir a comprarlo porque es más barato que producirlo, está abocado a la quiebra. Está perdido.
Tienes que comprar petróleo, para lo que te endeudas, pero no puedes devolver la deuda porque antes lo pagabas de las ventas de petróleo y ahora toca comprar. Comprar + deuda = Menos ingresos = Incremento del déficit = Suspensión de pagos… Quiebra.

Así que, aunque estamos felices porque llenar el depósito de nuestros coches está bastante asequible, en el mundo se está librando una batalla por el oro negro y un país tiene la posición dominante. Y el resto somos actores secundarios.

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 13, 2015 en Uncategorized