RSS

¿Adiós, Grecia? (¿Αντίο, Ελλάδα?)

30 May

El Euro está resultando ser un juego con unas reglas muy restrictivas y, a algunos países se le están acabando los comodines, vidas extras, últimas oportunidades, etc.

En esta tesitura se encuentra Grecia.

Los ciudadanos de Grecia quieren seguir en el Euro, sus políticos apuestan por salir y Europa tirita de pensar cualquiera de las posibilidades.

Afamados economistas, Paul Krugmann, v.g., afirman con rotundidad que Grecia está al borde del “Game Over”…

¿Pero que pasaría si Grecia Saliera del Euro?

Pues ese es el quid de la historia, voy a tratar de explicarlo:

En el momento que un país sale de una moneda única, de unas reglas de juego, tiene mucho que ganar y que perder y ha de sopesarlo bien, o  bien es la única salida.

1.- El país debe tener una moneda, para poder comprar o vender al mundo. O eso o el trueque, el libre intercambio de cabras por conejos. Pero, ¿quién querrá Dracmas (moneda griega)? A la moneda su Estado le dará un valor, respecto a otras monedas, es lo que se denomina tipo de cambio. Llegado este punto, lo normal es que inicialmente el propio país diga que su moneda no vale para nada. A esto se le denomina devaluar la moneda. Al hacer ésto, el país está diciendo al resto de países: oye, invertid en mi país que soy muy barato y podéis ahorrar y mejorar vuestra productividad. O compradme mis productos, que seguro son más baratos que en vuestro país…
2.- Políticas fiscales: Tras la salida de una moneda única, se abre la posibilidad de aplicar libremente decisiones del tipo: subir o bajar impuestos, gastar indiscriminadamente, endeudarse, etc. Claro, las consecuencias de cada acción (como son reducción del consumo, incremento de costes de fabricación, aumento del desempleo, aumento de la inflación, desconfianza de los mercados, etc) pueden tener más o menos importancia en el país, aunque su impacto siempre será menor que estando sometido a unas reglas comunes, a una moneda común, porque no importa la magnitud del problema si sólo es problema de uno.
3.- Políticas monetarias: Sin depender de una moneda única, un gobierno independiente podrá llevar a la práctica la emisión de tantos billetes como necesite para pagar a sus funcionarios, acreedores, etc. A mayor cantidad de billetes, mayor será la inflación del país (porque las personas tienen más dinero y poder adquisitivo, desean comprar más y las empresas suben los precios).
También pueden modificar el tipo de cambio, como ya se ha comentado anteriormente.

Pero, ojo, un país debe interrelacionarse con otros países y debe mostrar ser atractivo, solvente y estable, imagen totalmente alejada de la realidad al salir de moneda única.

Así que, como conclusión, un país que sale de una moneda única debe jugar con sus herramientas para poder salir adelante y debe asumir una larga depresión económica, salvo que cuente con una industria fuerte, importantes recursos energéticos (para comprar lo menos posible) y una sólida estructura interna, requisitos difíciles de cumplir simultáneamente…

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 30, 2012 en Uncategorized

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: